Changes to the Transfiguration Campus

I received this letter upon my arrival as Pastor of Transfiguration.  I submit it to you, the Parish, knowing that you will join me in respecting this wish. You will see changes effective this week. (October 3, 2021) We wish Monsignor Pat all the best!

In Christ,

Father, Eric J. Hill, Pastor.

Recibí esta carta a mi llegada como Pastor de Transfiguración. Se la presento a ustedes,  que son la Parroquia, sabiendo que se unirán a mí para respetar este deseo. Verán los cambios efectivos esta semana. (3 de octubre de 2021) ¡Le deseamos lo mejor a Monseñor Pat!

En Cristo,

Padre, Eric J. Hill, Pastor.

Translation

ME ALEGRÓ EL CORAZÓN Y SENTÍ UN GRAN HONOR – pero…

Cuando se terminó de construir el Centro Parroquial, el Consejo Pastoral se reunió sobre una propuesta para nombrar la instalación. Se mencionaron varios nombres, incluido el mío. Le escribí al Consejo y le dije que creía firmemente que las instalaciones debían llevar el nombre de su función en lugar de honrar a un individuo. El Consejo entonces acordó llamar a la nueva instalación “Centro Parroquial”.

¡En mi 25 aniversario como sacerdote, fui sorprendido con el honor de ponerle mi nombre al nuevo salón social! Fue muy emocionante ver mi nombre en un edificio en una parroquia que amo tanto. Sin embargo, me sentí un poco avergonzado de ser elegido para tal honor cuando tanta gente había hecho tanto para hacer de Transfiguración la increíble parroquia que es. Literalmente, miles de hombres y mujeres laicos, religiosos y clérigos contribuyeron con todo lo que tenían y todo lo que creían para crear la parroquia cálida y amorosa que disfrutamos hoy. Cada uno de ellos hizo el regalo único y especial de sí mismos y de su amor para ver convertida esta parroquia en lo que ellos querían ver. Cada uno dejó una huella increíble en lo que somos ahora.

Durante casi 25 años, el nombre de ese edificio trajo gran alegría a mi corazón como un recordatorio de la relación especial que he disfrutado con esta maravillosa comunidad. Esa es una alegría que me acompañará por el resto de mi vida.

Pero sigo sintiendo -muy firmemente- que el nombre de las instalaciones debería reflejar su función. El salón social es un salón social. Y, como no sería posible nombrar el salón en honor a todas las personas que hicieron especial a esta parroquia – ¡que serían miles! -ninguno de nosotros debería ser escogido.

Por eso, como mi última “función oficial” como Administrador Parroquial “, estoy mandando que el nombre de nuestro querido “salón de fiestas” sea nuevamente “El Salón Social “.

Esta decisión de ninguna manera minimiza la gratitud que siento por el honor que se me otorgó. Llevaré conmigo el recuerdo de este gesto para siempre. Por favor, comprendan que mi decisión fue tomada con el más profundo agradecimiento por su acto de gran bondad hacia mí, pero también en un esfuerzo sincero por promover todo lo que representa esta parroquia.

¡El amor que siento cada vez que tengo el privilegio de estar con ustedes es una afirmación más que suficiente para mí! Yo pienso que lo mejor es que solo el nombre de Dios esté en los edificios erigidos en Su honor.

Con todo mi cariño,

Padre Pat

Transfiguration